Guía para hacer el Camino Lebaniego.

Prácticamente todo el mundo conoce o ha oído hablar del “Camino de Santiago”, pero ¿y del “Camino Lebaniego”? Pues hoy os traemos una pequeña guía para hacerlo basada en nuestra experiencia.

Se trata del un ramal del camino de Santiago que nos lleva a Santo Toribio de Liébana y que nos conduce al mismo por la provincia de Cantabria. Dicen que en el monasterio de Santo Toribio de Liébana se encuentra el trozo más grande del Lignum Crucis (la madera donde crucificaron a Jesús de Nazaret).

El 2017 es año Jubilar, esto ocurre cuando el 16 de abril (día de Santo Toribio), cae en domingo. Sólo en el año jubilar los peregrinos podrán entrar en el monasterio por la puerta del perdón (deciros que si llegáis después de la misa la puerta está cerrada).

Hoy os contamos nuestra experiencia (y la de dos amigos con los que compartimos el camino), ya que consideramos que la información publicada es mala e insuficiente para realizar sin problemas el camino. El gobierno de Cantabria ha creado una web con las etapas y la información de albergues y servicios del camino, pero ni las etapas están equilibradas ni la información es fidedigna ya que muchos de los sitios a los que llamábamos ya no correspondía el teléfono, así como las distancias que vemos en los carteles o los mapas que nos indican el desnivel están mal en muchos casos. Esta es la web: www.caminolebaniego.com

Camino Lebaniego.

Bueno, aquí os ponemos lo que nosotros consideramos que hubiera sido mejor para realizar el camino.

Consejos generales

  • Imprescindible llevar un zapato cómodo, ya que haremos muchos kilómetros con ellos. No estrenar zapatillas o botas para hacer el camino.
  • Al igual que el calzado los calcetines y la ropa interior tiene que ser cómoda y que no nos roce.
  • Es recomendable llevar vaselina para embadurnarnos los pies antes de ponernos los calcetines y, de este modo, evitar rozaduras y ampollas. También podemos ponernos vaselina en otras zonas que sabemos que nos van a rozar, como puede ser ingles o axilas.
  • Intenta que la mochila no pese más de 10 kg, ya que tendrás que cargar con ella y cuanto más peso lleves más cuesta arriba (literalmente) se te hará.
  • Mete en la mochila agua y comida. En el camino apenas encontrarás bares y fuentes, por lo que hay que ser precavido.
  • Si lo crees conveniente ayúdate con un bastón de treking, te será útil a la hora de subir y bajar cuestas.
  • No olvides un chubasquero y la crema solar, hay zonas que no hay sombra ni donde protegerse de la lluvia.
  • Mucha de la ruta no tiene cobertura, aunque hay puntos específicos con wifi, por lo que la batería del móvil se agota enseguida. Es recomendable llevar baterías auxiliares y el móvil cargado.
  • No te olvides la cámara de fotos, hay zonas preciosas.

La credencial

Al igual que en el camino de Santiago existe una credencial específica. La misma tendremos que ir sellándola por el camino y será la que nos acredite que hemos llegado peregrinando hasta el Monasterio de Santo Toribio de Liébana. Allí nos darán la Lebaniega, previo pago de 2€.

Sólo se puede conseguir la credencial en la parroquia de “El Cristo” en Santander. Si no puedes ir la puedes pedir por teléfono en el 942 21 15 63, te la mandarán a casa junto con el número de cuenta para abonar lo correspondiente a los gastos de envío.

Credenciales del Camino Lebaniego.

Maneras de hacer el camino

¿Qué es esto de maneras de hacer el camino? Pues aquí nos referimos a que el camino se puede hacer andando, en bicicleta o a caballo.

Lo más importante que debes de saber es que hay que seguir las flechas rojas, y no las amarillas, ya que las rojas pertenecen al Camino Lebaniego y las amarillas al Camino de Santiago.

Nosotros lo hicimos andando, pero llevábamos dos coches, uno que dejábamos al inicio de la etapa y otro que dejábamos al final de la etapa; lo que nos permitía mayor libertad para alojarnos y para comer. Sin duda os lo recomendamos ya que en alguna etapa no encontramos nada para comer al finalizar la misma.

Qué llevar

  • Documentación básica como el DNI/pasaporte, carné de conducir, credencial…
  • Cantimplora/botellas de agua. No hay fuentes en el camino y hay tramos largos que tampoco hay bares o supermercados.
  • Comida para reponer fuerzas como barritas energéticas, frutos secos y en las etapas más largas algo como un bocadillo o un sándwich.
  • 3/4 mudas de camiseta, bragas/calzoncillos y calcetines que no rocen. Un par de pantalones cómodos, uno largo y otro corto (dependiendo de la época del año) y una chaqueta o forro polar. No olvidemos que aunque sea verano estamos en el norte de España y suele refrescar y llover.
  • Saco de dormir, ya no sólo por el frío que pueda hacer, sino para usarlo como sábanas en los albergues.
  • Toalla de microfibra que seque bien y se seque rápido.
  • Productos de higiene básica: desodorante, pasta y cepillos de dientes, gel, productos de higiene femenina…
  • Tapones para los oídos, los ronquidos de los compañeros pueden darnos la noche.
  • Papel higiénico / toallitas.
  • Crema solar.
  • Chubasquero.
  • Bastón para caminar.

Dónde comer

Los pueblos por los que pasamos a lo largo del camino no son muy grandes, por lo que en algunos sitios nos resultará difícil encontrar comida y bebida.

Aquí os ponemos dónde comimos nosotros, teniendo en cuenta que teníamos coche al final de cada etapa, lo que nos daba libertad para movernos.

  • San Vicente de la Barquera: aquí compramos comida en un supermercado para desayunar antes de las etapas y llevar bocadillos.
    * Bar El Manantial: después de la primera etapa comimos-merendamos en este bar un plato combinado. De calidad correcto y precios de la zona (turísticos).
  • Muñorrodero:
    * Bar El Salín: paramos a hacer una parada de tentempié. Pedimos unos pinchos de tortilla, café y refrescos. Muy bien calidad-precio.
  • Cicera:
    * Bar La Escuela. También cuenta con alojamiento. Tomamos unos bocadillos de chorizo, salchichón y queso ibérico. Nos pareció un poco caro y con poca oferta, pero el chico era muy agradable. Hay más opciones de restauración en el pueblo.
  • Potes:
    * Café de Cabo: está en el centro de la ciudad. Precio y calidad correcta.
    * Pizzería Casa Cabo: Pizzas correctas, sin grandes pretensiones. Bien calidad-precio.
  • La Hermida:
    * Casa Marisa: Fuimos a este sitio recomendados. Tomamos un menú del día bueno y de mucha cantidad. Estaba todo muy bueno. Sirven muy rápido todo, a veces da la sensación de que tienen prisa.

Dónde dormir

El camino dispone de albergues a lo largo del mismo, pero tienes que ver que te cuadren en tu ruta. Los teléfonos que vienen en la web del camino Lebaniego están casi todos mal, por lo que resulta un poco complicado contactar con ellos.

La primera noche dormimos en San Vicente de la Barquera, la segunda en el albergue de peregrinos de Cades y las dos últimas en Potes.

  • Hostal La Tapuca en San Vicente de la Barquera: Céntrico, limpio y económico. Ideal para empezar al día siguiente el camino.
  • Albergue de peregrinos de Cades: dispone de 8 plazas y no se puede reservar. Se trata de 4 literas (8 camas) con colchones bastante cómodos. Lo peor es el baño, la ducha muy estrecha y el wc un poco sucio y sin papel higiénico, además de que sólo era un wc y un lavabo. No dispone de una zona donde poder descansar o comer. Cuesta 10€ por persona.
  • Apartamento Villa de Potes: la mejor elección. Son apartamentos amplios, cómodos y muy limpios. Tienen piscina común. Al principio íbamos a dormir sólo la última noche, pero viendo que la ruta estaba bastante mal organizada reservamos una noche más.

Etapas

Ahora os contamos las estapas tal y como las hicimos, que son como viene en la página del camino. Pero es mejor hacerlo en 4 días, ya que el que hizo la ruta debía de estar en su despacho calculando las distancias con el Google Maps y no tuvo en cuenta más factores.

Etapa 1: 29 kilómetros.

Salimos de San Vicente de la Barquera, a dónde hemos llegado el día anterior y hemos hecho noche.

Tras un buen desayuno nos ponemos en marcha por una cuesta pronunciada para salir de San Vicente. Las vistas son preciosas, pero más adelante nos encontramos con más cuestas.

Pasamos por la torre medieval de La Estrada. Vamos un tramo por carretera y hacemos una breve parada para coger fuerzas en el siguiente pueblo. Seguimos el camino y llegamos Muñorrodero, donde aprovechamos para tomar un tentempié en el bar El Salín, ya que nos quedan muchos kilómetros hasta el siguiente pueblo. Nota: Desde aquí hasta Cades no vamos a encontrar ningún lugar donde comer y sólo hay una fuente en muchos kilómetros.

Después de los 7 kilómetros de la Senda Fluvial del Nansa, con una vista preciosa, tendremos que subir y bajar una montaña. Luego continuaremos unos cuantos kilómetros de subidas y bajadas por carretera.

Tras un repecho al fondo veremos el pueblo de Cades, nuestro destino. El albergue se encuentra abierto y no se puede reservar cama. En el momento de ir nosotros (mayo del 2017), no había tiendas ni restaurantes. Lo más cercano es un hotel a 900 metros del pueblo.

San Vicente de la Barquera. Inicio del Camino Lebaniego.
San Vicente de la Barquera. Inicio del Camino Lebaniego.
San Vicente de la Barquera. Inicio del Camino Lebaniego.
Camino Lebaniego.
Senda fluvial del Nansa. Camino Lebaniego.
Camino Lebaniego.
Camino Lebaniego.
Albergue de peregrinos de Cades. Camino Lebaniego.

Etapa 2: 31 kilómetros.

La etapa 2 es la más dura y la peor estructurada.

Desde que sales de Cades hasta que llegas a Lafuente son 11 kilómetros de subida por carretera.

Aprovechad para coger fuerzas en Lafuente porque todavía hay otra tremenda subida hasta Cicera. En esta ocasión es casi todo por caminos pero se hace muy dura.

En Cicera hay un albergue de peregrinos y varios bares donde poder comer algo. Toda la gente de la zona nos dijo que todavía quedaba lo peor, que era desde Cicera a Cabañes, por zona de montaña y senderos no muy buenos. Y la verdad es que tenían razón. Hasta Lebeña, si tienes un poco de fondo físico se puede hacer, pero si sigues hacia Cabañes puedes morir en el intento, ya que está en lo alto de una montaña y toda la etapa es subir y bajar.

En nuestro caso AA se quedó en Cicera y JC, Jose y Ari siguieron hasta Lebeña.

Gracias a que llevábamos los coches AA pudo recogerles en Lebeña y, de ahí nos fuimos a dormir a Potes.

Camino Lebaniego.
Camino Lebaniego.
Lafuente. Camino Lebaniego.
Lafuente. Camino Lebaniego.
Salida de Lafuente. Camino Lebaniego.
Cicera. Camino Lebaniego.
Camino Lebaniego.

Etapa 3: 14 kilómetros.

La última etapa es la más llevadera, ya que es la más corta y tienes un objetivo final.

Aunque el día anterior no llegamos hasta Cabañes, que era donde termina la etapa anterior, sí que fuimos hasta allí en coche para iniciar la etapa.

Empezamos la etapa bajando desde Cabañes por la ruta que va por la montaña, ya que hay otra que te lleva por la carretera, y pasamos por los castaños milenarios. El camino es todo cuesta abajo hasta Tama, donde enlazamos con la carretera que nos lleva hasta Potes.

De aquí hasta Santo Toribio no hay sombra, aunque encontramos alguna fuente un poco escondida en la parada del autobús una vez pasada la gasolinera, junto a un punto de wifi del camino.

Con las fuerzas que nos quedan atravesamos Potes y sellamos nuestra credencial en el Centro de estudios Lebaniegos, que se encuentra en la oficina de turismo.

Una vez a la salida de Potes nos desviamos a la izquierda, por la indicaciones del monasterio de Santo Toribio. Nos quedan 2 kilómetros que se hacen por un sendero y más arriba por un carril para peatones, pero todo al sol (por el otro lado de la carretera hay sombra, pero el arcén es muy pequeño).

Por fin llegamos al Monasterio. Si llegas a tiempo puedes entrar a la Misa del peregrino a las 12:00, donde no habrá ni un hueco libre para sentarte, y podrás cruzar por la Puerta del Perdón (sólo abierta en año jubilar).

Para conseguir la “lebaniega” tienes que pasar por el punto de información para que te comprueben la credencial y te den tu lebaniega (2€).

Se supone que hay un albergue de peregrinos en el monasterio, pero no lo vimos. Sí que vimos el de Potes, que se encuentra en la plaza. Desde aquí el que se anime puede seguir hacia Santiago de Compostela por el camino de Santiago.

Cabañes. Camino Lebaniego.
Camino Lebaniego.
Camino Lebaniego.
Potes. Camino Lebaniego.
Camino Lebaniego.
Camino Lebaniego.
Subida al monasterio. Camino Lebaniego.
Monasterio de Santo Toribio de Liébana. Camino Lebaniego.
Misa del peregrino. Camino Lebaniego.
Puerta del perdón. Camino Lebaniego.
En la puerta del perdón, final del Camino Lebaniego.
Credenciales del Camino Lebaniego.

Nuestra propuesta de ruta

Tras haber andado el Camino Lebaniego hemos podido comprobar que el camino está mal distribuido. en nuestra opinión creemos  que es mejor invertir un día más y hacerlo más tranquilos. Lo dejaríamos de la siguiente manera:

Etapa 1: Igual que está oficialmente.

* Inicio: San Vicente de la Barquera.

* Fin: Cades. Aquí encontramos albergue aunque el restaurante más cercano está un hotel a 900 metros.

Etapa 2:

* Inicio: Cades.

* Fin: Cicera. En este pueblo encontramos albergue y restaurantes.

Etapa 3:

* Incio: Cicera.

* Fin: Potes.

En nuestra propuesta no subimos a Cabañes, sino que tomamos el desvío hacia Potes.

Etapa 4:

* Inicio: Potes.

* Fin: Monasterio de Santo Toribio.

Es una etapa mucho más corta que nos permite llegar con tranquilidad y sin prisa a la Misa del peregrino.

 

Información para tus viajes: 

Para reservar vuestros alojamientos lo podéis hacer a través de booking.com

O conseguir un descuento de 35€ para tu primera reserva de Airbnb.

 

Esta es una pequeña guía elaborada a través de nuestra experiencia para que podáis disfrutar más el camino. Si tenéis cualquier duda sólo tenéis que escribirnos a hola@viajesdeaayjc.es

Un abrazo,

AA y JC

2 Replies to “Guía para hacer el Camino Lebaniego.”

  1. Que bonito!!!! La tierra es así de chula. Vuestra guía muy interesante y completita

  2. La tierruca, no la tierra.

Deja un comentario