Valle del Loira, Francia.

Uno de los viajes más bonitos que hemos hecho por Francia ha sido el del Valle del Loira, disfrutando de los magníficos palacios y jardines en un entorno único, a la orilla del Río Loira.

Hay muchísimos palacios/castillos que se pueden visitar, casi todos con un precio bastante alto, por lo que hicimos una selección previa de los que íbamos a entrar. El Valle del Loira es patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La ruta que os contamos está elaborada para hacerla en coche. Como teníamos poco presupuesto todas las noches las pasamos en hoteles Formule 1, que hay muchísimos por toda Francia. Para quien no los conozca es la marca más barata de Accor (los de Ibis, Novotel...). Son hoteles muy económicos que están a las afueras, normalmente en polígonos, y que no tienen baño en la habitación, son compartidos. Son como prefabricados, pero están muy limpios y son cómodos.

Podéis buscar vuestros hoteles en el siguiente enlace de booking y filtrar por precio, categoría…

Día 1.

El primer día de nuestra ruta lo empleamos en llegar hasta Nantes. Salimos de madrugada de Madrid y llegamos por la noche a Nantes, después de haber cruzado media España y media Francia en coche. Fue una paliza pero es un viaje que merece la pena.

Día 2.

Empezamos nuestra ruta por el Valle del Loira en Nantes, donde hicimos noche. El día comenzó lluvioso y parecía que no nos iba a acompañar.

Nantes es un buen punto para alojarse y aprovechar para hacer las compras necesarias (aunque no tendremos problemas a lo largo de la ruta para encontrar supermercados y gasolineras), ya que es una de las ciudades más grandes al oeste de Francia. La ciudad está bien para pasear un par de horas por su centro histórico.

Nantes.

Nuestra siguiente parada fue en Castillo de Serrant, al cual no teníamos previsto entrar, pero que desde el aparcamiento se ve bien la fachada.

Castillo de Serrant.

Continuamos hacia Angers, otra ciudad importante en el mapa.

Sus calles son pintorescas y tiene una fortaleza bastante grande que pertenece a la red de monumentos franceses, lo que quiere decir que los menores de 25 años entran gratis. También cuenta con una importante oficina de turismo que tiene baños gratuitos y limpios, que siempre se agradece cuando estás de viaje.

Angers.

La siguiente parada fue en Saumur, un pueblo con una estampa preciosa vista desde la otra orilla del río. Podéis ver su belleza en las fotos.

Saumur.
Saumur.

En un pequeño paseo en coche llegamos a otro de esos pueblos con encanto que merece la pena pasear un rato por sus calles, Montsoreau.

Montsoreau.
Montsoreau.

Y de pueblo bonito en pueblo bonito nos vamos hasta Chinon, un pueblo pequeño pero con unas calles y un castillo precioso.

Chinon.
Chinon.
Chinon.

Como ya sabéis nos gusta mucho apurar los días para ver lo máximo posible, y cuando llegamos al Castillo D´Ussé ya estaba cerrado. Dicen que es el castillo en el que se inspiró Walt Disney para el de la Bella Durmiente.

Aún cerrado, hay una bonita vista desde fuera, aunque nos hubiera gustado entrar.

Castillo d´Ussé.

De camino a Tours, que es donde dormíamos, hicimos una breve parada en Langeais, un pueblo pintoresco que tarda poquito en verse.

 

Langeais.

Día 3.

Empezamos el día viendo el Palacio de Villandry, que es principalmente conocido por sus jardines.

Aquí existe la posibilidad de comprar sólo entrada para los jardines o entrada al palacio y a los jardines. No sabemos qué tal será la visita interior, pero la de los jardines, que es la que nosotros hicimos, es uno de los imprescindibles. Próximamente os traeremos una entrada contando más sobre nuestra experiencia en los jardines de Villandry.

Palacio de Villandry.

Otro de los imprescindibles en la ruta es el Palacio de Chenonceau, construido sobre el río. Es uno de los castillos/palacios más visitados de Francia. No os podéis perder el puente de Diana, que son las arcadas sobre el Río Cher. Al igual que Villandry, pronto os traeremos otra entrada donde podréis disfrutar más de Chenonceau.

Chenonceau.
Chenonceau.

Tras mucho andar en Chenonceau nos fuimos al pueblo de Loches, otro de esos bonitos que no te puedes perder.

Loches.
Loches.
Loches.
Loches

Continuamos hacia Amboise, donde lo bonito es la vista que hay desde el otro lado del río.

Amboise.
Amboise.

Nuestra última parada del día fue en Chaumont, que no merece la pena más allá de la vista del río, ya que es privado y no se puede visitar.

Chaumont.

Día 4.

Tras dormir dos noches en Tours fuimos a visitarlo antes de marcharnos de la ciudad, donde destaca su majestuosa catedral.

Tours.

Seguimos hacia Blois, una ciudad bonita para pasear un rato y donde encontraremos un dragón saliendo de un edificio a ciertas horas (consultar horas en la oficina de turismo).

Blois.
Blois.
Blois.

El punto más interesante del día fue el Castillo de Chambord, una maravilla que no nos podemos perder.

Para llegar hay que cruzar un bosque y, cuando llegamos, dejamos el coche en un aparcamiento enorme (de pago, por supuesto). Pronto os contaremos más del Castillo de Chambord.

Chambord.
Chambord.

Para terminar el día nos hacercamos hasta Chateauneuf sur Loire y a Sully sur Loire. El primero no merece la pena, pero Sully sur Loire está bien para dar un paseo al atardecer.

Chateauneuf sur Loire.
Sully sur Loire.

Ese día hicimos noche en Orleans.

Día 5.

Para terminar la ruta por el Valle del Loira visitamos Orleans, la cual Juana de Arco libró del asedio inglés en 1429. Desde aquí seguimos el viaje por Francia pero ya fuera de la región del Loira, y nos fuimos hasta Versalles y después a Lyon.

Casa de Juana de Arco en Orleans.
Orleans.

 

RESUMEN

  • Necesitas unos 5 días, como mínimo, para hacer la ruta.
  • Palacios imprescindibles que visitar por dentro:
    * Chateau de Villandry: los jardines.
    * Chateau de Chenonceau.
    * Chateau d´Ussé.
    * Chateau de Chambord.
  • Puedes buscar tus hoteles en la ruta en booking.com
  • Si prefieres apartamentos, a través de este enlace en Airbnb, consigues 35€ de descuento al registrarte.

Este viaje ha sido uno de los más bonitos que hemos hecho. Si aún no lo conocéis os animamos a hacerlo, y si ya habéis estado esperamos haberos sacado una sonrisa recordando vuestra ruta.

Un abrazo,

AA y JC.

 

PD: Si has llegado hasta aquí a lo mejor te interesa ver: Ruta por el Valle del Loira, Macizo Central y Lyon; Èze, uno de los pueblos más bonitos de Francia; Saint-Paul-de-Vence, uno de los pueblos más bonitos de Francia; Costa Azul parte I; Costa Azul parte II y Mónaco;  Arlés, patrimonio romano; Ruta por la Costa Azul y el noroeste de Italia.

Deja un comentario